jueves, 26 de julio de 2012

La sombra de los libros

Inspirado en el poema Eche 20 centavos en la ranura, de Raúl González Tuñón

La lámpara, postura de luto,
Despide los últimos cuerpos.
No huele el olor del tormento
Mas siente tristeza por dentro;
Y cubre con su pantalla,
Por pudor y por costumbre,
Su bombilla, que no alumbre,
Con su luz, esta barbarie.
A veces intermitente
A causa de sus temblores,
Permite ver los colores
De los lomos malheridos.

“La culpa fue del olvido”
Parece insinuar protestando,
Y el hombre que viene llegando
Patea un cuerpo tendido.
Se ríe y consulta su nombre,
Se ríen en coro otros hombres,
Y luego, sin goce ni pena,
Lo tira junto a otros cuerpos,
En un ataúd compartido
Que aguarda acabar en la hoguera.

La ira, el silencio y la espera
No se funden sin estallido,
Y ocurre de un solo rugido:
La luz de la lámpara quema.
Y ocurre también lo temido:
Su luz encandila el olvido,
De negro se aferra en los muros
La sombra que un día, han dado los libros.
Donato Sosa